ATENCIÓN!!! Faltan solamente

Días
Horas
Minutos
Segundos

para el

Pajareritos Argentinos y de América

Una red uniendo chicos y jóvenes observadores de aves

Novedades!

Novedades
mcdelarminat_8274

¡¡Se viene el MEEPAA!!

Cuando en octubre de 2020 empezamos a reunir por Zoom a un puñado de chicos observadores de aves de la provincia de Neuquén, Argentina, nunca

Read More »

La Idea

Las aves son uno de los termómetros de la Naturaleza. Si las observamos atentamente, podemos darnos cuenta de cómo está la salud de los ecosistemas que nos rodean.

Si queremos que alguien después de nosotros luche por la protección y conservación de la Vida en nuestro planeta, tenemos que sembrar… cultivar en los chicos el amor por la fauna, la flora y el equilibrio natural, incentivando el disfrute al aire libre, la curiosidad, la exploración, la investigación, el estudio, el respeto a la vida… y todo eso, hay que enseñarlo,…contagiándolo con pasión.

Nadie va a cuidar lo que no ama,… y no podemos amar lo que no conocemos.

Las aves son el “gancho” ideal para iniciar a los chicos en la contemplación y comprensión de la naturaleza, ya que son lindas, son activas, están en todas partes, hay muchas especies diferentes y proponen un desafío progresivo para ellos, desde mirar los gorriones del patio o las palomas de la plaza hasta descubrir las aves más raras y aprender a deletrear sus nombres científicos, admirar los cortejos, entender las migraciones…

En poco tiempo, el cuidado y la conservación de la naturaleza estarán en manos ellos, los que son chicos hoy. Afortunadamente, hay muchos niños y jóvenes interesados en estos temas, a los que les gusta estar al aire libre observando las especies que los rodean, estudiando sus comportamientos y registrándolo todo, como potenciales científicos… o simplemente disfrutando la experiencia.

Para ellos, los niños y jóvenes que aman las aves y la naturaleza, es este proyecto.

Bienvenidos a la Red de Pajareritos Argentinos y de América.

Para la ciencia los milagros no existen

Para la ciencia los milagros no existen; y yo respondo al pensamiento científico. Pero, al igual que los fantasmas,  que los hay, los hay. Cómo no llamar milagro a mi encuentro, a los diez años, con un tramo del paraíso terrenal, en un pueblo rural de la provincia de Buenos Aires; o cómo denominar al hallazgo, en mis comienzos de observador de aves, de un muchachón llamado Darío, criado en el bosque chaqueño, con segundo grado de una escuelita de campo y formación universitaria auto adquirida.

Sin duda los milagros existen y, es cierto, se relacionan con nuestra predisposición a descubrirlos. Por eso creí que ya no hallaría ninguno más. Y sin embargo, Pajareritos Argentinos y de América es claramente uno de ellos. Era imposible imaginar su existencia si, en mis inicios, resultaba tan difícil lograr un compañero para una salida de campo, que no fuese a comer un asado. De qué modo podía pensarse que en nuestro país surgiría, un día, un grupo de pequeños naturalistas. Cómo descreer del milagro de su nacimiento y desarrollo, si lo percibo proyectarse hacia el mundo. Es cierto, hay una Cecilia detrás del engranaje que parece crecer día a día. Pajareritos del Mundo será, sin duda, el próximo milagro nacido del amor a la vida.

Tito Narosky, 

Presidente Honorario de Aves Argentinas y Abuelo -también honorario- de los Pajareritos Argentinos y de América.

 

Fotos de aves en orden de aparición:  Flamenco austral: Cuyén Sláma, Córdoba, ARG. Celestino: Fabricio Candia, Formosa, ARG. Pato de torrente: Gonzalo Camiletti, Mendoza, ARG. Saíra castaña: Faustino Hollmann, Misiones, ARG. Brasita de fuego: Serafín Robert, Córdoba, ARG. Urraca verde: Emerson Angel, Pereira, COL. Esparvero variado: Kenneth Roberts, Tierra del Fuego, ARG.